CIES - 25 años construyendo conocimiento para mejores políticas

Telefono: (51-1)264-9855

¿Qué tan efectivas son las áreas de protección natural en presencia de carreteras?

    Se encuentra usted aquí

    • Usted está aquí:
    • Inicio > ¿Qué tan efectivas son las áreas de protección natural en presencia de carreteras?
Resumen del informe final: 
 
La presente investigación, ganadora del Concurso Anual de Investigación CIES 2017,  se encuentra en actual desarrollo. El informe final será publicado en los próximos meses.
 
 
 
A continuación acceda a los PRODUCTOS INTERMEDIOS de este proyecto de investigación, camino a su informe final: 
Motivación
Es bien conocido la importancia que tienen los bosques y los beneficios que traen a los ecosistemas. El Perú tiene aproximadamente 73.3 millones de hectáreas de bosques, ocupando el 57% de la superficie territorial y ocupa el segundo lugar en Latinoamérica con mayor superficie forestal y el noveno en el mundo.
 
En materia normativa, el establecimiento de áreas naturales protegidas (ANP) ha sido uno de los principales mecanismos de política para proteger y mantener la existencia de diversos tipos de diversidad natural y evitar la extinción de especies de flora, fauna y diversidad biológica. A nivel internacional, al año 2009, alrededor del 13% de la superficie del planeta estaba cubierta por áreas protegidas con la finalidad de preservar la biodiversidad, y recursos como el agua y el aire (Joppa y Pfaff, 2009); y, a nivel local, en el Perú, al año 2015, se tenía un total de 183 áreas protegidas que comprenden, aproximadamente, 23 millones de hectáreas (17.2% del territorio nacional) (MINAM, 2016). Sin embargo, en los últimos 15 años, hemos sido testigos de la abrupta reducción que ha sufrido la cobertura forestal: cerca de 1.5 millones de hectáreas (según estadísticas del Ministerio del Ambiente – MINAM), lo que equivaldría a la superficie territorial de Lambayeque o Tacna. Esta reducción de la superficie boscosa ha sido en mayor magnitud en los distritos con ANP que en aquellos sin ANP.
 
Lo anterior puede haberse exacerbado por el desarrollo de la infraestructura vial observada en los últimos 15 años, que no ha tenido precedentes históricos: según Webb (2013), entre 1995 y 2011 la red vial en el Perú se extendió desde 80.8 mil hasta 129.2 mil kilómetros (es decir, 60%). En los 20 años previos, el crecimiento de la red sólo había sido de 60 mil a 80.8 mil kilómetros (o de 34%). Este crecimiento, sin embargo, ha sido desordenado en y ciego al entorno ambiental, y en algunos casos hasta ha colisionado con los esfuerzos del Estado por preservar espacios naturales.
Objetivo principal, problema de investigación, hipótesis y vinculación a la política pública
Objetivo principal
Conocer los límites del efecto protector de las áreas naturales protegidas sobre la deforestación ante la construcción de vías de comunicación de alta envergadura en Perú, así como identificar opciones de política o instrumentos que conlleven al uso sostenible de los ecosistemas que sean complementarios o refuercen el establecimiento de áreas protegidas.
 
Problema de investigación
Siendo el objetivo del establecimiento de ANP el alcanzar un balance entre bienestar social, conservación del medio ambiente y los recursos naturales, la literatura encuentra que las políticas públicas con objetivos de promover desarrollo económico, como la expansión de infraestructura vial, colapsan con los objetivos esperados de las ANP, toda vez que no se tiene en cuenta la divergencia de los incentivos de los actores privados frente a la conservación del bosque.
 
Si bien algunos estudios han contribuido con el conocimiento del impacto que puede tener las ANP en deforestación y pobreza (Díaz y Miranda, 2012), desde la revisión de la literatura peruana, no hemos encontrado evaluación alguna sobre el rol que juega la construcción de carreteras frente al objetivo de política de las áreas naturales protegidas de mitigar, entre otros, el problema de la deforestación. En este sentido, nuestro trabajo pretende contribuir a la literatura estudiando dicha relación.
 
Hipótesis
Hipótesis 1: En aquellas zonas con carreteras la deforestación es mayor en la ausencia de ANP que ante su presencia.
Hipótesis 2: En zonas donde no existen carreteras cercanas, la deforestación es mayor en ausencia de ANP que cuando hay ANP.
Hipótesis 3: Las áreas protegidas evitan la deforestación, pero la presencia de carreteras cercanas amengua ese efecto protector.
Hipótesis 4: La presencia de carreteras tiene efectos sobre el bienestar social de las comunidades establecidas en áreas protegidas cuya dirección es ambigüa.
 
Vinculación a política pública
Este estudio aspira a contribuir con las líneas de acción en materia de política ambiental del Ministerio del Ambiente (MINAM) y del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC). Para el MINAM, lo resultados del trabajo pueden tener doble utilidad. En primer lugar, como parte del Programa Presupuestal Nº 144 –“Conservación y Uso Sostenible de Ecosistemas para la Provisión de Servicios Ecosistémicos”–, se busca lograr la conservación y uso sostenible de los ecosistemas naturales proveedores de SE, dotando a los Gobiernos Regionales de instrumentos y capacidades a través de la actividad 50005931: “Elaboración de estudios especializados para la conservación de ecosistemas”, como parte del producto 3000806: “Hectáreas de ecosistemas conservados para asegurar la provisión sostenible de servicios ecosistémicos”.
 
En segundo lugar, este trabajo bien podría complementar al Componente 3: Proyecto Institucionalidad (Fortalecer las capacidad de Gobiernos Regionales y Locales para el ordenamiento territorial y la gestión ambiental) del Programa de Inversión Pública para el Fortalecimiento de la Gestión Ambiental y Social de los Impactos Indirectos del Corredor Vial Interoceánico Sur – II Etapa (Programa MINAM+CAF), que busca reforzar la gestión integral del territorio, mitigando los impactos ambientales y sociales directos generados por dicho corredor vial.
 
Para el MTC, del estudio se desprenderán resultados y recomendaciones para el órgano de Asuntos Socio Ambientales que ejerce la Autoridad Ambiental Sectorial, encargado de velar por el cumplimiento de las normas socio-ambientales, para asegurar la viabilidad socio-ambiental de los proyectos de infraestructura y servicios de transporte.