CIES - 25 años construyendo conocimiento para mejores políticas

Telefono: (51-1)264-9855

Institucionalidad y Partidos Políticos en el Perú: ¿Qué factores influyen sobre la probabilidad de la elección local de partidos institucionalizados?

    Se encuentra usted aquí

    • Usted está aquí:
    • Inicio > Institucionalidad y Partidos Políticos en el Perú: ¿Qué factores influyen sobre la probabilidad de la elección local de partidos institucionalizados?
Resumen: 

Los partidos políticos cumplen un rol esencial en losprocesosde una democracia. Dado que la democracia directa es muy costosa, los ciudadanos requieren de instituciones que personalicen sus intereses en los distintos niveles de gobierno  (Urrunaga, Hiraoka y Risso, 2001). En palabras de Grompone (2005), los partidos políticos agregan voluntades, construyen consensos, facilitan la rendición de cuentas y construyen espacios de deliberación. Así, la presencia de partidos políticos que representan intereses o ideales diferentes permite a los ciudadanos elegir entre políticas de gobierno alternativas, lo que hace que la participación ciudadana sea más efectiva (NDI, 2005).

Los partidos políticos no sólo brindan importantes beneficios a la sociedad a través de la representación ciudadana. Diversos estudios han argumentado que estas organizaciones son centrales en el proceso de consolidación democrática (Dix, 1992; Rueschmeyer, 1992; Norden, 1998)  y descentralización (Giannoni, 2004; Filippov et al., 2004). Sin embargo, la literatura también coincide en que los beneficios que se desprenden de los partidos políticos no son independientes de las capacidades de estas organizaciones. Una característica que se considera básica en este aspecto es que los partidos políticos se encuentren institucionalizados.

La institucionalización de un partido se ha definido de distintas formas. Samuel Huntington define la institucionalización de partidos políticos como “el proceso por el cual la organización y sus procedimientos adquieren valor y estabilidad” (1968: 12). Stein et al. (2006) califican a los partidos institucionalizados como aquellos que cuentan con vínculos razonablemente fuertes con intereses establecidos en la sociedad, así como con bases organizativas sólidas que permiten su correcto desarrollo interno. Según defienden autores como Randall y Svasand (2002), los partidos políticos con altos niveles de institucionalización serán también aquellos más efectivos en el cumplimiento de sus funciones dentro del sistema democrático.