CIES - 25 años construyendo conocimiento para mejores políticas

Telefono: (51-1)264-9855

Escolaridad, trabajo infantíl: patrones y determinación de la asignación del tiempo de niños y adolecentes en Lima metropolitana

    Se encuentra usted aquí

    • Usted está aquí:
    • Inicio > Escolaridad, trabajo infantíl: patrones y determinación de la asignación del tiempo de niños y adolecentes en Lima metropolitana
Resumen del informe final: 

El sistema educativo peruano tiene dos características peculiares y, en alguna medida, contradictorias. Por un lado, presenta muy altas tasas de cobertura en la educación escolar básica (UEE 2004) y, de otro lado, muestra muy bajos logros de aprendizaje educativo (Espinosa y Torreblanca 2004). Los bajos rendimientos no solo lucen bajos cuando se los compara con los de otros países (como lo permite las evaluaciones PISA o LLECE), sino incluso por los niveles de desempeño que reportan los resultados de las evaluaciones nacionales.

Los análisis hechos para entender las razones de los bajos rendimientos sugieren que los más importantes determinantes son variables extra escolares, es decir, de factores que no son propios del sistema educativo. Así, los recursos económicos de la familia, el capital social y el capital cultural representan el mayor conjunto explicativo de los rendimientos escolares. Este resultado no debería extrañarnos en un contexto en el que el esfuerzo que hace el Estado -medido por el gasto en educación por alumno- es relativamente pequeño. Esto sugiere que el contexto escolar que representa la escuela pública, no es la única ni, probablemente, la principal causa de los bajos rendimientos.

El desarrollo de programas educativos específicos por parte del Ministerio de Educación (e.g. Programa de Educación en Áreas Rurales y el Programa Huascarán) muestra la necesidad de desarrollar estrategias específicas para abordar ciertos aspectos de la realidad peruana que han sido percibidos como determinantes o limitantes de los logros educativos. Estos programas han enfatizado aspectos como la baja densidad de la población escolar y la distancia y accesibilidad a zonas remotas (a través de programas educativas a distancia que buscan enfrentar bajas tasas de asistencia en áreas rurales), y las características culturales –como la lengua- de la familia (a través de programas bilingües e interculturales que buscan ajustar los aspectos pedagógicos a las características de los niños). Sin embargo, aún no han sido expresamente considerados en los diseños de los programas el rol del nivel socioeconómico de la familia como limitante de los aprendizajes y, en general, sobre la acumulación de escolaridad. En parte esto puede ser así porque no se han identificado todos los mecanismos a través de los que esta variable influye o determina las decisiones de la familia relativas a la escolaridad de sus menores miembros.

La literatura internacional sobre asignación del tiempo de los niños (entre trabajo fuera de la casa, trabajo en casa y asistencia a la escuela) ha mostrado que esta depende no solamente de los recursos económicos que generan los adultos de la familia sino también de los salarios (medidos por sus precios de mercado o por sus precios sombra) de los miembros de la familia. Así, como veremos en la sección siguiente, cuanto más pobre la familia y cuanto más bajo el costo relativo de emplear mano de obra infantil con relación a la adulta, mayor será la probabilidad de que los niños participen en actividades productivas dentro y fuera del hogar. Los trabajos empíricos más recientes han mostrado, por otro lado, que esta mayor actividad productiva sí tiene consecuencias sobre la acumulación de escolaridad. Esta nueva literatura ha encontrado que aunque no necesariamente se ven afectadas las tasas de asistencia, sí se encuentran resultados negativos sobre el retraso escolar y –probablemente muy ligado a este- también sobre los aprendizajes.

Creemos, sin embargo, que para el caso específico del Perú, aún debemos entender mejor esta relación entre trabajo infantil y acumulación de escolaridad. Así, por ejemplo, si la pobreza es el principal mecanismo que induce a las familias a priorizar relativamente más las actividades generadoras de ingresos o de producción doméstica ¿cómo garantizar que los programas educativos serán exitosos mejorando y elevando la acumulación de capital humano? Hacer más atractivas las escuelas puede ser muy importante pero eventualmente no sean razón suficiente para lograr una mayor y mejor dedicación de los niños a adquirir escolaridad. ¿Es conveniente crear otros mecanismos que enfrenten las restricciones económicas de la familia? La creciente experiencia de programas de incentivos a la demanda condicionados (los denominados conditional cash transfer) sugieren la importancia de introducir mecanismos que induzcan estas decisiones por parte de las familias.

En consideración a lo arriba mencionado, el presente informe de investigación tiene como objetivo central el análisis del trabajo infantil y en particular sus consecuencias sobre la acumulación de escolaridad. Por trabajo infantil se comprenderá las actividades que los niños realizan fuera del hogar como las que las niñas realizan dentro del hogar. De otro lado, por escolaridad se entiende, además de la propia asistencia a la escuela, las actividades complementarias -pero vinculadas con la educación escolar- que se realizan fuera de la escuela o fuera del horario escolar.

Nuestros objetivos específicos, formulados en términos de preguntas, son los siguientes:

  1. ¿En qué actividades es asignado el tiempo de la población en edad escolar? Se plantea hacer un levantamiento de información detallada de presupuestos de tiempo de cada menor identificando actividades y tiempo efectivamente dedicado a cada una de ellas.
  2.  ¿Cuán diferentes son las formas de asignación del tiempo según el género y según la base económica productiva de la familia? Los análisis pretenden ver, por un lado, si existen diferencias en los presupuestos de tiempo entre niños y niñas y, por otro lado, ver cuánto determina las actividades económicas y productivas de la familia la forma como se asignan las prioridades de tiempo de los menores.
  3. ¿Qué lecciones podemos obtener de la vinculación de trabajo y escolaridad útil para la mejor definición de los programas sociales, especialmente aquellos que buscar romper la reproducción generacional de la pobreza a través de la acumulación de capital humano? Saber si las decisiones laborales perjudican la escolaridad puede ayudar a evaluar mejor la pertinencia de programas de subsidio condicionado de la demanda.