CIES - 25 años construyendo conocimiento para mejores políticas

Telefono: (51-1)264-9855

Impacto económico del empoderamiento de la mujer en el hogar

    Se encuentra usted aquí

    • Usted está aquí:
    • Inicio > Impacto económico del empoderamiento de la mujer en el hogar
Resumen del informe final: 

El empoderamiento de la mujer representa una herramienta para lograr la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y con ello, reducir la pobreza y aumentar el bienestar no solo presente sino futuro. Si bien en diversos estudios, el empoderamiento de la mujer se aproxima simplemente a través del ingreso relativo entre ella y el de su pareja o esposo, en el presente estudio se aborda el empoderamiento desde una perspectiva más integral, a partir de la identificación de su rol en los diferentes procesos de negociación intrafamiliares. De esta manera, el grado de empoderamiento de la mujer se puede analizar para seis ámbitos distintos: económico, familiar, sociocultural, legal, político y psicológico; y en tres niveles de agregación distintos: hogar, comunidad y fuera de comunidad (nación). El enfoque del estudio se centró en los tres primeros ámbitos a nivel de hogar, con el objetivo de indagar sobre la formación del poder de negociación de la mujer al interior del hogar y estimar los impactos que tendría un mayor grado de empoderamiento de la mujer al interior del hogar sobre el bienestar de la familia, aproximado este como el uso y acceso a servicios de salud materno-infantil por parte de la familia, así como la incidencia de la violencia doméstica. Como resultado del estudio, se encontró que si la mujer tiene mayor participación en las decisiones domésticas y del cuidado de su propia salud, la probabilidad del uso de los servicios profesionales de salud al momento del parto aumenta entre 23 y 52 puntos porcentuales. De la misma manera, se encuentran impactos positivos, entre 20 y 35 puntos porcentuales, en la probabilidad de que las hijas menores de 3 años cuenten con el número completo de controles de crecimiento y desarrollo de acuerdo a su edad. Mayor número de años de educación, así como mayor acceso a servicios de comunicación (radio) y acceso a métodos modernos de planificación familiar, ayudan a que las mujeres tengan una mayor participación en las decisiones domésticas y del cuidado de su propia salud. Estos deberían ser elementos de política pública para lograr un mayor empoderamiento de la mujer y con ello aumentar la cobertura de los servicios profesionales de salud.