CIES - 25 años construyendo conocimiento para mejores políticas

Telefono: (51-1)463-2828

Convergencia y ciclos económicos departamentales en el Perú: 1979-2008

    Se encuentra usted aquí

    • Usted está aquí:
    • Inicio > Convergencia y ciclos económicos departamentales en el Perú: 1979-2008
Resumen del informe final: 
La importancia de la provisión de servicios sociales y de infraestructura (educativa y sanitaria) por parte del gobierno para eliminar la diferencia de ingresos entre los departamentos y regiones del Perú ha sido motivo de controversia en los últimos años. Por un lado, algunos estadistas y políticos consideran que estos instrumentos permiten no sólo elevar el nivel de vida promedio de la población sino también reducir la persistente desigualdad interregional. Por otro lado, otros consideran que el mercado y la dinámica de la economía serían capaces por sí solas de cerrar la brecha en ingresos por habitante entre los departamentos más pobres y más ricos, por lo que estos instrumentos sólo representan una onerosa carga fiscal.
El estudio de Delgado y Del Pozo (2011) constituye un aporte para responder a esta interrogante mediante la evaluación de la hipótesis de convergencia departamental y regional en el PIB per cápita para el periodo 1979-2008 y el estudio de sus determinantes. La convergencia se define como la posibilidad de que la tasa de crecimiento de las economías pobres sea mayor que la de los ricos y de que, eventualmente, alcancen sus niveles de ingreso. El estudio encuentra que si bien si bien los departamentos han convergido entre 1979 y 2008, los mecanismos automáticos de reversión de las disparidades departamentales han desaparecido con el correr de las décadas: así, ésta habría desaparecido no sólo durante la década de 1990 sino también durante la primera de este milenio.
A pesar de esto, el estudio encuentra que uno de los factores que permiten revertir este resultado contraproducente en términos de convergencia corresponde a la actividad del Estado mediante dos vías. La primera el gasto por habitante, el cual ha tenido un efecto notable en la eliminación de las disparidades entre los departamentos más ricos y pobres a lo largo de las décadas estudiadas. Así, si bien un aumento en S/. 100 del gasto per cápita anual departamental tenía un efecto mínimo de 0.4% en el crecimiento anual para 1979-2008, para 1979-1989 contribuía con al menos 1.0% y entre 2000-2008 su efecto se encontraba en el rango de 1.2% y 2.6% anual. No obstante, la partida de gasto en Investigación y Desarrollo, que haría posible la creación de nuevas tecnologías que permita aumentar la productividad tanto en actividades agrícolas como industriales, no ha sido relevante en la eliminación de las disparidades interregionales, debido en gran parte al bajo nivel de inversión destinado a esta actividad.
Asimismo, la segunda vía por la cual el Estado tiene un rol importante como contribuyente del crecimiento y convergencia es mediante las políticas educativas y contra la pobreza. Así, el estudio encuentra como relevante el aumento progresivo de los niveles educativos de la población, no en los menores niveles (toda vez que el efecto de la disminución del analfalbetismo ya se ha extenuado debido a las campañas en las últimas décadas) sino más a nivel superior, enfatizando no sólo el nivel universitario sino también no universitario, toda vez que este último representa un alto porcentaje de la población profesional fuera de la capital. Por otro lado, la disminución de la pobreza tiene una importante contribución porcentual en el crecimiento económico y convergencia debido a efectos que operarían a nivel microeconómico.
Por tanto, las políticas gubernamentales relacionadas con el gasto per cápita y aquellas buscan incrementar el capital humano, como las de lucha contra la pobreza y de aumento del nivel educativo poseen efectos relevantes en el proceso de equiparación de ingresos por habitante a nivel departamental. Sin embargo, no sólo es relevante el monto destinado sino también la eficiencia con que se manejan esos recursos, los cuales requieren de un análisis más detallado y que tengan como objetivo desplazar dichos recursos hacia actividades más productivas, como aquellas destinadas a Investigación y Desarrollo, cuyos efectos positivos han sido documentados en otros estudios.