CIES - 25 años construyendo conocimiento para mejores políticas

Telefono: (51-1)264-9855

Poder de mercado en el mercado de generación eléctrico peruano: Mecanismos de monitoreo y mitigación, y opciones de política.

    Se encuentra usted aquí

    • Usted está aquí:
    • Inicio > Poder de mercado en el mercado de generación eléctrico peruano: Mecanismos de monitoreo y mitigación, y opciones de política.
Resumen: 
La crisis eléctrica ocurrida durante el año 2004, reveló una serie de defectos y fallas en el diseño de mercado. Alcalá y Ausejo1 (2004) hacen una descripción detallada sobre los principales problemas que se revelaron durante la crisis. Entre estos problemas se mencionan que las causas coyunturales de la crisis fueron la sequía ocurrida durante el año pasado y los elevados precios de los combustibles como sustituto de la generación hidráulica, tal es así que el precio spot de la energía eléctrica durante el periodo seco llegó en promedio a cerca de 400 nuevos soles por Mega Watt - hora, tomando en cuenta que el precio promedio durante el periodo húmedo registrado fue en promedio de 40 nuevos soles Mega Watt - hora en el mismo año2. La alta volatilidad observada en el precio spot tiene explicaciones estructurales en diversos problemas mencionados por el regulador y su implicancia es importante como señal de mercado para un posterior análisis de competencia en el corto y mediano plazo. Al respecto, Gallardo y García3 (2004) mencionan que ha existido una negativa de las generadoras a renovar contratos con las empresas distribuidoras desde hace tres años, además que ha existido un incremento mucho mayor al esperado de la demanda de electricidad. Por otra parte Távara, Gallardo y García4 (2005) mencionan que otro factor estructural en la crisis ha sido una demora en los compromisos de inversión declarados que afectó seriamente las estimaciones tarifarias para los 48 meses de vigencia de la tarifa, según lo estipulado por la Ley de Concesiones Eléctricas. Ellos mencionan adicionalmente que el diseño de mercado es relevante, pues de ello deriva la forma en que se pueden establecer estrategias de maximización de beneficios por parte de los agentes participantes.
Notamos entonces que, si bien existen razones estructurales para la crisis, existieron ciertos vacíos legales que permitieron ciertas conductas no esperadas por el regulador. Cayo5 (2005) menciona que si bien existió una obligación de las distribuidoras a contratar con las generadoras, dicha obligación no era recíproca por parte de las generadoras. Por otra parte, la forma en que está organizado el COES, no permitía la representatividad de los agentes participantes en el sistema, dando posibilidad a que existan acuerdos favorables para los generadores y transmisores en las decisiones de operación física y económica del sistema. El Anteproyecto de Ley de Reforma del mercado eléctrico menciona implícitamente que no existían límites de capacidad de generación, lo que representa que las empresas pueden decidir el monto a producir y a contratar sin control alguno. Al respecto Alcalá y Ausejo6 (2004) muestran que ha existido una tendencia a descremar el mercado, poniendo mayor énfasis en los clientes libres en el mix de ventas de las generadoras privadas.